Desde el inicio de la pandemia y la consecuente cuarentena, fueron muchos los comercios que tuvieron que hacer un esfuerzo y cerraron sus puertas. Algunos durante días, otros durante meses y otros que todavía en la actualidad no pudieron reabrir.

La mayoría de los comercios de la ciudad están abiertos, aunque sí con limitaciones en los horarios, pero la realidad es que mientras se cumplía con el aislamiento de manera estricta, en San Francisco no había casos de COVID, o muy pocos e importados. Hoy, la ciudad supera los 2500 positivos confirmados y se ven, como es lógico y esperable, contagios en diferentes empresas. Ante esto, ¿cómo actúan dichos comercios?

En cuanto a este tema, hubo diversas situaciones que se presentaron. En varios comercios se pudieron ver carteles que decían "Cerrado por desinfección", pero en otros, donde había casos confirmados, los sospechosos de COVID continuaron trabajando incluso hasta el día en el que recibían el resultado del test.

El Sindicato de Empleados de Comercio tuvo que salir a aclarar, hace aproximadamente un mes, que los comercios no debían descontar los días en los que los empleados no concurrían a trabajar por cumplir con el aislamiento obligatorio, algo que había ocurrido en algunos lugares, aunque luego informaron desde el mismo sindicato que se había tratado de un "error administrativo".

La realidad es que hoy, hay comercios que no descuentan los días no trabajados cuando un empleado cumple con el aislamiento obligatorio, ya sea por estar contagiado o por se contacto estrecho, pero sí descuentan lo que se denomina "presentismo", algo que respresenta un considerable porcentaje del sueldo. Entonces la pregunta es, ¿cuál es la responsabilidad social de las empresas en época de pandemia?.