Ocurrió el último martes por la mañana. Los delincuentes engañaron a la propietaria para ingresar a la vivienda.


El martes por la mañana, una familia de barrio 20 de Junio sufrió el robo de una importante suma de dinero en su vivienda. La familia se dedica a la logística y distribución, por lo que sospechan que hubo un entregador, según declaraciones de los damnificados.

Mediante un engaño, tres ladrones manifestaron a la propietaria de la vivienda ser conocidos de uno de sus hijos, ingresaron al domicilio y en cuestión de minutos requisaron la casa, llevándose consigo solamente dinero.

Uno de los hijos de los damnificados, indicó a declaraciones a El Periódico: “económicamente me arruinaron”. Señaló también que a su madre la trataron bien y tranquilizaron a cada momento, aunque se lamentó: “no se puede vivir más así, no sos dueño de nada”.




Comentarios