Una nueva decisión afecta a los empleados que atienden público en la Provincia de Buenos Aires. Quienes no tengan el pase sanitario que certifique que tienen aplicadas las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus, no podrán atender al público.

“Las personas que atienden al público en lugares cerrados deben tener al menos dos dosis. Si esto no es así deben reasignarles tareas para que no estén al frente de la atención al público”, anunció Nicolas Kreplak, ministro de salud bonaerense.

Si el empleado no cuenta con el certificado que demuestra tiene las dos vacunas, este deberá realizarse un PCR cada semana. Foto: Web

Esta decisión abarca tanto a trabajadores estatales como privados. Sin embargo, en caso de no poder reubicar al empleado en otras tareas, Kreplak señaló que el empleado deberá realizarse una PCR todas las semanas.

Kreplak sobre los autotest

El pasado 6 de enero, el ministro de salud bonaerense dio su opinión sobre los autotest que autorizó ANMAT. Es que para Kreplak, el nuevo método “es peligroso”.

“Los test aplicados individualmente tienen varios problemas, uno es que el método puede hacer que uno crea que no es negativo, pero puede estar mal hecho el hisopado porque se necesita capacitación”, señaló