El domingo pasado, un hombre ingresó al quirófano del Hospital “Joaquín Castellanos” de Güemes y se robó un monitor que se utiliza para cirugías pero no llegó muy lejos porque los empleados lo vieron y llamaron a la Policía. La situación fue una dentro de la ola de robos que suceden dentro del hospital público.

El jefe de Emergencias, Horacio Javier Mdalel contó que ya saben quienes son los ladrones que siempre entran al hospital y roban desde efectos personales de los pacientes hasta elementos de informática, como el monitor de alta complejidad que el hombre sustrajo el domingo pasado.

“Es un hecho gravísimo porque estas personas ingresan como si nada y pueden llevar algún virus, o dificultar el trabajo interno”, enfatizó Mdalel en una entrevista con Central Policial por CNN Salta. “Estos casos entran por la puerta giratoria de la Justicia y ponen en riesgo a la Salud Pública. No nos sentimos seguros”, destacó.

El médico remarcó que la falta de seguridad es una constante, y que a principio de año había dos robos por semana. “Entraron a la zona de atención primaria de la salud, de fisioterapia, pediatría y clínica médica. Los ladrones son siempre los mismos y quedan imputen. Están produciendo mucho daño al hospital. Queremos un sistema de seguridad porque sentimos mucho miedo”, sentenció”.