Otra niña de una comunidad wichí murió por desnutrición en norte salteño. Tenía un año y nueve meses, y vivía junto a su mamá de 17 años y sus otros hermanos en el paraje El Traslado, una comunidad ubicada a 100 kilómetros del municipio salteño de Tartagal.

La menor ingresó al hospital “Juan Domingo Perón” de Tartagal con un severo estado de desnutrición que se agravó con un cuadro de deshidratación. El doctor Juan Ramón López explicó que la pequeña había estado internada en la sala de recuperación nutricional en ese hospital durante el mes de junio y que esta vez se estado de complicó porque llegó deshidratada y con una infección.

Por el momento se desconoce cuál es la situación nutricional de sus hermanitos. Según relató el médico, la nena vivía junto a su joven mamá en el Traslado pero que en las últimas semanas se habían trasladado a la comunidad Lapacho 2, ubicada sobre la ruta nacional 86,3 kilómetros al este de Tartagal, justamente a consecuencia del delicado estado de salud de la menor fallecida.

La desnutrición es un problema estructural en el Chaco salteño. En lo que va del año murieron varios niños y niñas. También reclaman por la falta de agua sumado a que la pandemia del coronavirus causa estragos en los pobladores de la zona donde el sistema sanitario es precario, y faltan recursos.