Una nueva polémica sacude a la dirigencia política de Salta, luego de que la edil de Quebrachal, Nilda Rojas, fuera nombrada presidenta del Concejo Deliberante de su localidad, a pesar de ser una de los funcionarios que se encuentran denunciados por cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia de $ 10.000 durante la pandemia.

Así lo dio a conocer el periodista Néstor Pavón en su página oficial de Facebook, explicando que la edil fue elegida como la autoridad máxima del cuerpo deliberativo a pesar de estar señalada como una de las funcionarias que cobró el IFE el año pasado. Este beneficio estaba destinado a los sectores más vulnerables que se encuentran en crisis a causa de la pandemia, pero gran cantidad de funcionarios salteños fueron noticia el año pasado por aprovecharse del Estado al cobrar el dinero.

En agosto del año pasado, Ricardo Radael Toranzos, el fiscal federal del Área de Casos Complejos imputó y embargó por $ 60.000 a 17 concejales. Nueve imputaciones se agregaron hace unos días, correspondientes a integrantes del municipio General Pizarro, según informa Agenda Salta.