El juicio por el asesinato de Jimena Salas, ocurrido el 27 de enero de 2017 en Vaqueros, atraviesa su última semana de testimoniales, y en la jornada de este lunes declararon peritos del CIF, entre ellos la profesional que elaboró el informe psicológico de Sergio Vargas, el vendedor ambulante imputado como participe secundario del hecho.

La psicóloga subrayó que el imputado Vargas tiene una personalidad con rasgos psicopáticos predominantes, que puede discernir entre actos aprobados y desaprobados, y que posee discurso exculpatorio, tendencia a la mendacidad. También destacó que es narcisista y no tiene compromiso hacia el otro. Asimismo sostuvo que tiene escaso control de su agresividad, no expresa angustia ni remordimientos y es carente de empatía. Por último, la Licenciada aseguró que tiene una visión de la realidad parcializada y luego induce en forma errónea.

Jimena Salas

En el juicio también está imputado Nicolás Cajal, pareja de Jimena Salas, quien enfrenta el cargo de encubrimiento agravado en perjuicio de la Justicia. En una reciente entrevista, Cajal defendió su inocencia y se mostró afectado por la condena social que recibe desde hace años. “Soy inocente, siempre colaboré con la Justicia”, aseguró a FM Profesional.

Durante el juicio fueron importantes los testimonios de vecinos que contaron que los días previos al asesinato de Jimena un hombre recorría las casas de la zona con un perro en sus brazos preguntándole a la gente si sabían quien era el dueño o la dueña del animal. Otro testigo complicó la situación penal de Vargas al asegurar que también estuvo rondando la zona durante los días previos al hecho.