Candela Correa, la concejal fit que busca su reelección en la banca por Capital, compartió una reflexión en su cuenta de Instagram sobre su carrera en la política, pero también sobre su propia vida y la de todos los salteños. Especialmente, habla de todas las cosas que pasaron y cambiaron en los últimos años, empezando por una pandemia que nos obligó a todos a estar encerrados, pero que también “nos unió más a nuestros hijos, a nuestras familias”.

También reflexiona sobre lo malo, puesto que muchos perdieron seres que amaban; y comparte que en el último tiempo muchas personas se le acercaron únicamente con la finalidad de usarla para llegar al poder, o por conveniencia. Pero Cande recuerda que empezó ella sola teniendo solamente 10 seguidores, y hoy alcanza a más de 230.000 personas que la siguen y apoyan en su carrera.

La concejal fit compartió una reflexión sobre los últimos dos años de su vida.@candelacorreaok | Instagram

“Ocupé esta banca en el concejo, pero para eso tuve que soportar un millón de críticas por confundirme en una entrevista”, recuerda. Agrega que, aunque la gente se confunde, a ella la atacaron especialmente por ser mujer, y que entre más críticas recibe más se anima a hacer lo que ama. “Tengo que decirlo: tengo unos ovarios enormes, tanto como mi corazón”, exclama, y remarca que al ver que es la única mujer que encabeza una lista en su frente, tiene esperanzas de que todavía se pueda llegar a la igualdad, a tener las mismas oportunidades.

“No se crean el verso, señores que a mí me hicieron, aquí llegué sola, sosteniendo un bebé de cada lado”, proclama orgullosa, expresando que sola lloraba porque mientras trabajaba “se me llenaban los pechos porque era hora de alimentar a mi hijo”. Aunque todo le costó, Cande resalta que llegó a donde está por sí misma, con mucho esfuerzo y sacrificios por estar en una sociedad conservadora, “pero empecé a disfrutarlo, a ignorarlo y a vivir lo que me tocaba vivir”.

La concejal fit compartió una reflexión sobre los últimos dos años de su vida.@candelacorreaok

Finalmente, aunque no sabe si el domingo ganará porque no puede competir con grandes estructuras, pide perdón a quienes confían en ella y espera que quienes lleguen a la banca la defiendan: que cuiden sus derechos, que acaben con los femicidios y que luchen para que no haya más niños en las calles.