Personal de AFIP y la Policía Aeroportuaria realizaron un allanamiento en la Municipalidad y otros inmuebles privados. La inspección generó un revuelo entre los funcionarios y políticos.

Mientras el jefe de Gabinete municipal, Luis María García Salado, dijo que en realidad no se trató de un allanamiento sino de una "orden de presentación" en el marco de una investigación a contribuyentes directos por un tema impositivo, desde la Fiscalía explicaron todo lo contrario. 

Luis María García Salado, jefe de gabinete municipal. (Web)

El fiscal Ricardo Toranzos confirmó al medio Salta Transparente que en los hechos se trató de un allanamiento. Detalló que se investiga a empresas contratistas y a la Municipalidad porque, en este marco, se se detectaron dos IP desde las cuales se habrían emitido facturas apócrifas y otra información. Se secuestraron dos computadoras.