Vecinos del barrio El Huayco denunciaron que un grupo de comerciantes usurparon un espacio verde e instalaron una verdulería. Se quejan también que en el lugar acumulan basura.

Cuentan que comenzó como un puesto ambulante de frutas y verduras, luego armaron con una casiila con chapas sobre el terreno. La gente del barrio los denunció y la Municipalidad clausuró el improvisado local. Los inspectores intentaron desalojarlos pero ellos lo impedieron, inclusó un joven amenazó con prenderse fuego si los sacaban del lugar.

Los venderores se instalaron en la vereda del frente y ahora volvieron. Con cemento, fabricaron la base del local y trabajan con normalidad. Los vecinos cuentan que si bien la verdulería tiene su clientela y que entienden su necesidad de trabajar, les preocupa que ocupen un lugar destinado para otros fines. "Estas personas están levantando un local con material en un espacio que le pertenece a la comunidad del barrio", comentó un vecino a El Tribuno.

Otra mujer contó que detrás del local acumulan basura, en especial de frutas y verduras en mal estado, y que eso atrae ratas, además de que los animales callejeros buscan comida allí.