Representantes del sector adelantaron que se dará un aumento en las cuotas mensuales y sólo se podrá atender al 50% de los alumnos.


Los gimnasios y locales destinados a la realización de actividad física se encuentran cerrados hace más de 60 días por la cuarentena obligatoria, y desde entonces piden que se encuentre una solución para afrontar sus gastos. Anoche, el gobernador Gustavo Sáenz adelantó en sus redes que pedirán autorización a Nación para que el sector retome su actividad.

Maximiliano Kripper, el presidente de la Cámara de Gimnasios, expresó al respecto que esta noticia acompaña la esperanza de los locales. También remarcó que habrá un aumento de los valores de las cuotas mensuales, de alrededor del 30%. Este aumento dependerá de qué tan rentable sea el negocio para cuando logren abrir.

En cuanto a los protocolos, ya se había mencionado anteriormente que trabajarán en una capacidad reducida al 50% para respetar el distanciamiento social, y que se accederá únicamente con turno previo. Agregó que las clases durarán 45 minutos y cada socio deberá llevar sus propios elementos de higiene personal (dosificador con alcohol y toalla); además entre clase y clase, se limpiarán pesas, colchonetas y otros elementos.




Comentarios