A raíz de la escasez y suba del precio de la coca provocadas por el cierre de fronteras con Bolivia, un diputado salteño quiere darle un marco legal.


Para los habitantes del norte argentino, especialmente de Salta y Jujuy, el consumo de hojas de coca es una práctica habitual y cotidiana, practicado por muchos y aceptado por todos. Sin que se cuestione su legalidad desde el punto de vista del consumo, algo tal vez difícil de entender para otros argentinos que no están familiarizados con la situación.

La pandemia del coronavirus trajo aparejada una desagradable sorpresa para los aficionados a la hoja de coca, y es que, por el cierre de fronteras con Bolivia, la coca comenzó a escasear y su precio se fue por las nubes, llegando a costar 14 mil pesos el kilo. Este fenómeno se debe a que existe una laguna legal con respecto a la hoja de coca: todos la consumen, incluso se vende en casi todos los quioscos, pero está prohibida su venta y comercialización en la Argentina.

Es por este motivo que el diputado salteño, Ignacio Jarsún, busca elaborar un proyecto para que Salta pueda autoabastecerse de coca. “Vamos a apuntar fuerte en tratar de que Salta pueda gestionar permisos para tener una planta de acopio y empaquetado a fin de que haya un control estricto de la producción de coca”, manifestó el legislador en a Voces Críticas.

El diputado de Salta, Ignacio Jarsún.

Jarsún se mostró confiado en que un proyecto de estas características es viable, y lo comparó con los permisos que obtuvo Jujuy para producir marihuana con fines medicinales. “La hoja de coca tiene un paso avanzado porque está permitido el consumo y la tenencia, es decir que hay un problema mucho menor por resolver”, dijo comparando la marihuana con la coca.​

​El diputado hizo además referencia a la parte económica del asunto, y mencionó un estudio de la UNSa, según el cual en Salta se venden hojas de coca por un valor de 10 millones de dólares por año. “Esto no deja un peso de impuestos porque todo es en negro. Este es un negocio de unos pocos, de gente que vive en las fronteras. Vamos a hacer un planteo serio e invitar a los pueblos originarios, abogados, comerciantes y todo el mundo que quiera aportar para dar fuerzas a este proyecto”, dijo al respecto Jarsún.

Según consignó el Nuevo Diario, el diputado mantuvo conversaciones con Gerardo Morales para organizar una reunión con él y legisladores de Jujuy. Y aseguran que el gobernador jujeño vio con agrado abordar el tema después que el proyecto le fuera expuesto.




Comentarios