Instalaron una cabina de desinfección en la cárcel de Villa Las Rosas de Salta Capital. Fue construida a un bajo costo por Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica de Salta, el Servicio Penitenciario y la empresa ManClean.

El equipo está en el ingreso del penal y a través de él deberán pasar tanto guardiacárceles como las visitas de los internos. La cabina arroja un desinfectante amonio cuaternario que tiene un efecto residual de entre 6 y 24 horas. Se distribuye en dosificaciones recomendadas por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y aprobadas por ANMAT. Se trata de un producto de bajo costo por lo que su mantenimiento es barato y fácil.

Se trata de una nueva acción de UCASAL en este contexto de pandemia. Los alumnos de la facultad ingeniería y sus docentes fabricaron también una solución alternativa al alcohol en gel. Esta oportunidad contaron con la colaboración de prefecto mayor Néstor Guaymas y el subprefecto José Flores del Servicio Penitenciario y del alumno José Panuncio, que trabaja en ManClean.