Es parte de un plan que inicia en febrero. El gobierno provincial proveerá materiales y herramientas, mientras que el nacional los pagos extras.


Con el objetivo de articular los programas de empleo con actividades laborales en beneficio de la educación, se firmó en el día de ayer un convenio de colaboración para que los salteños que reciben planes sociales puedan trabajar arreglando escuelas.

El convenio fue firmado por Matías Cánepa, el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Salta, en colaboración con Emilio Pérsico, el secretario de Economía Social, y Daniel Menéndez, el subsecretario de Promoción de la Economía Social y Desarrollo Local. El Ministerio de Educación se encargará de proveer los materiales, y se empezará con la pintura de salas de nivel inicial en establecimientos del interior, seguido por reparaciones menores.

Salteños que reciben planes sociales arreglarán escuelas de toda la provincia (Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Salta)

Los trabajos se realizarán de forma paulatina, de acuerdo a las posibilidades financieras. El objetivo del plan impulsado por el gobierno nacional es que los gobiernos provinciales brinden herramientas y materiales de trabajo, mientras que Nación se encargará de pagar un agregado de $ 8.500 al salario social complementario.

Se invertirán alrededor de $ 200.000 por escuela, con una cuadrilla de 20 personas por cada una. No se sabe en Salta cuántas serán refaccionadas, pero el plan busca mejorar 2.000 establecimientos educativos en todo el país.

En febrero empezarán las actividades. Se trata de una medida de urgencia paliativa para iniciar un encuadre en términos de trabajo, promoviendo mejores condiciones en las escuelas.




Comentarios