Darío tenía apenas un año y tres meses, y presentaba un cuadro severo de gastroenteritis y deshidratación.


En una pequeña casilla construida con tablones de madera en la colonia wichí La Mora, a solo tres kilómetros de Tartagal, sobre una mesa, que en contadas ocasiones tiene comida sobre ella, allí velaron a un bebé de apenas un año y tres meses, Darío Lucas Basualdo, que murió de desnutrición el pasado martes.

Un bebé wichi murió por desnutrición en el norte de Salta

Al igual que el resto de la comunidad, Darío sufría el flagelo que azota a numerosas comunidades indígenas de la provincia: la falta de comida y agua. Esta carencia le produjo un complejo cuadro infeccioso y gastroenteritis tras varias recaídas por deshidratación.

Ramón Basualdo, el padre del niño, dijo que “fui como tres veces al hospital, no me atendieron bien. Ahí lo internaron”, al tiempo que velan a Darío en un pequeño cajón colocado sobre la única mesa de la casa. Y agregó que llevaron al niño al hospital varias veces en las últimas semanas porque este tenía vómitos y diarrea.

Un bebé wichi murió por desnutrición en el norte de Salta

El gerente del hospital público de Tartagal, Juan José Fernández, le contó a La Gaceta que Darío fue asistido en repetidas oportunidades para una recuperación nutricional, porque su curva de crecimiento estaba estancada.

Por falta de ataúd, miembros de la comunidad wichí enterraron a un familiar envuelto en plásticos

Sin embargo, Fernández aseguró que el niño no tenía desnutrición crónica. “Estaba controlado. Estaba en riesgo, pero no era uno de los más altos. Realmente no era de esperar el desenlace”, expresó.

Un bebé wichi murió por desnutrición en el norte de Salta

En palabras del médico, el niño ingresó al hospital hace dos semanas por un cuadro de gastroenteritis aguda, fue asistido y regresó a su hogar. “A la semana volvió con el mismo cuadro y se lo asistió con una internación abreviada. Pero a las 48 horas volvió, delicado y se lo tuvo que derivar a Salta. Acá no tengo terapia intensiva pediátrica, ni recursos tampoco. Solo respirador artificial”, relató Fernández.

El domingo pasado Darío fue trasladado al hospital Materno Infantil de la capital salteña, junto a su padre, en un vuelo sanitario; pero, a pesar de los esfuerzos, el niño falleció en la madrugada del martes.




Comentarios