La emisora funciona con paneles solares y está instalada en el Valle de Luracatao en el departamento de Molinos.


El pasado 25 de diciembre, vándalos ingresaron a FM Libertad Diaguita Calchaquí, instalada en el Valle de Luracatao, departamento Molinos, y destruyeron parte de sus equipos.

La radio comunitaria funciona en un lugar que no cuenta con energía eléctrica, es decir que los equipos activan con paneles solares. Los atacantes rompieron dos de los seis paneles, cuyo valor por unidad es de $40.000, según lo informado en el diario El Tribuno.

Sin dudas un daño irreparable para una emisora que cumple una función social importante para la comunidad. La señal llega a más de 400 familias de 11 comunidades originarias que habitan la zona, en lugares verdaderamente inhóspitos. Además funciona a pulmón y soportando las contingencias de depender de la energía solar para funcionar.

“La gente a través de mensajes de texto nos hizo saber de su preocupación por esta situación y sus deseos de ayudarnos, ya que somos el único medio que llega hasta los últimos rincones”, dijo uno de los directores de la radio Demetrio “Chachín” Yapura.




Comentarios