Pertenecen a una banda que engañó a varios ancianos. Buscan a los otros integrantes.


Tras un intensa tarea de investigación iniciada a partir de diversas denuncias, detuvieron a una pareja de gitanos que se dedicaba a estafar a adultos mayores a través del popular “cuento del tío”. Así se logró desbaratar a una banda integrada por cordobeses y jujeños que operaba en Salta.

Los hechos se conocieron a través del testimonio de los ancianos estafados. Su metodología de robo consistía en llamar al damnificado y hacerse pasar por un familiar para ganarse su confianza. Luego lo convencían de entregue su dinero en efectivo (pesos o dólares) al banco para evitar que pierdan vigencia.

Para concretar su asalto virtual mentían que un gerente o empleado de la entidad bancaria iría al domicilio a retirar en efectivo. A los pocos minutos, buscaban el dinero y desaparecían a bordo de una camioneta.

A partir del análisis de las cámaras de seguridad lograron detectar a los vehículos y, por ende, a los ocupantes. Ayer detuvieron a dos integrantes de la banda, también comandada por jujeños y cordobeses que funcionaba en Salta.

Continúan las tareas tendientes a la ubicación de los restantes miembros de la banda, quienes tenían pedidos previos de captura. 




Comentarios