De repetirse los resultados de las PASO del domingo, el intendente capitalino y el intendente (en licencia) de Tartagal se quedarán con la mayoría de las bancas.


Este 2019 será un año de transición para los argentinos después de las elecciones que definirán el nombre del próximo Presidente. En Salta también se diagrama un nuevo esquema político, que comenzó a perfilarse con los resultados del PASO del domingo.

Los salteños cerrarán el año con nuevo Gobernador, intendentes y legisladores. Los comicios del domingo sirvieron para dirimir las internas de los distintos frentes electorales pero en las elecciones generales del 10 de noviembre se pondrán en juego 30 cargos en la Cámara de Diputados y 11 en el Senado. De repetirse el resultado de las PASO, la mayoría de las bancas se distribuirán entre Gustado Sáenz y Sergio Leavy.

De acuerdo al escrutinio provisorio, el frente ‘Sáenz Gobernador’ podría conseguir 13 bancas. De ese total seis son representantes del departamento capital.

Pese a quedar en segundo lugar en la principal categoría en disputa, el Frente de Todos obtendría 15 bancas en la cámara baja y se convertiría en la primera minoría.

El espacio político comandado por Alfredo Olmedo se atribuiría las otras dos bancas que están en juego en Diputados.

En la Cámara de Senadores se mantendría la hegemonía dominante del Partido Justicialista y el Partido de la Victoria (ambos forman parte del frente kircherista) se quedaría con 10 bancas.




Comentarios