El vuelo de JetSmart tenía previsto salir de El Palomar, en Buenos Aires, en dirección al aeropuerto Martín Miguel de Güemes, en Salta, pero un imprevisto causó pánico y malestar entre los pasajeros, entre los cuales se encontraban muchos salteños.

Según informó empresa, mientras la aeronave era remolcada por un tractor de push back para ponerlo en su posición de despegue, previsto para las 6:30, despistó y terminó enterrada en el pasto.

No se registraron daños materiales ni heridos, pero sí malestar entre los pasajeros, que esperan poder subirse al próximo vuelo que los deposite en nuestra provincia.