Jane Marczewski, mejor conocida como Nightbirde, tiene 30 años y lucha contra el cáncer hace ya varios años. El martes por la noche participó del programa de talentos nortreamericano America’s Got Talent y recibió el mejor honor: el “botón dorado” de Simon Cowell.

//Mirá también: “Revolution Queens”, el grupo de chicas argentinas que brilló en “America’s Got Talent”

La joven nativa de Zanesville, Ohio, subió al escenario y contó su historia. “La última vez que lo revisé, tenía algo de cáncer en los pulmones, la columna y el hígado”, dijo frente al público. “Es importante que todos sepan que soy mucho más que las cosas malas que me sucedieron”.

Habiendo terminado su discurso introductorio, Nightbirde ya había conmovido al jurado formado por Heidi Klum, Howie Mandel, Sofía Vergara y el duro Simon Cowell. Y así comenzó a cantar la canción que seleccionó para interpretar, un tema original llamado “It’s OK”.

NightbirdeFoto: Instagram: @/_nightbirde

La letra sonaba: “me mudé a California en el verano / cambié mi nombre pensando que cambiaría de opinión / pensé que todos mis problemas se quedarían atrás / yo era un palo de dinamita y solo era cuestión de tiempo”.

Tras una erupción de aplausos, Mandel expresó que la autenticidad es lo primero que nota cuando cantantes como ella suben al escenario. “Sabes cuando lo sientes, cuando te conmueve”, explicó con más detalle. “Se siente como la cosa más auténtica que he escuchado esta temporada”.

Vergara replicó el sentimiento, elogiando la actuación “sincera” que le dio escalofríos a Klum. Pero fue Cowell quien se conmovió inusualmente por la presencia de la concursante en el escenario mientras compartía su historia, incluso antes de pronunciar su canción.

//Mirá también: Tiene 10 años, cantó en “America’s Got Talent 2019” y recibió una ovación de pie

En medio de los halagos de Cowell que describieron a la actuación como “impresionante”, Nightbirde agregó: “No puedes esperar hasta que la vida ya no sea difícil antes de decidir ser feliz”.

NightbirdeFoto: Instagram: @/_nightbirde

Simon respondió: “Ha habido algunos grandes cantantes este año y no voy a darte un sí”. Pero luego, agregó, “te voy a dar algo más”. Mientras se inclinaba hacia el centro de la mesa, Marczewski se sintió abrumada por la conmoción y se derrumbó triunfalmente mientras el confeti dorado caía del techo.

Al salir del escenario, la ganadora del Golden Buzzer reveló que solo tiene un dos por ciento de posibilidades de sobrevivir. Pero, con el mismo espíritu que le permitió brillar, compartió: “El dos por ciento no es cero. El dos por ciento es algo“.