Con el Sol en el signo comenzarás una etapa constructiva, renovarás tus fuerzas y experimentarás un gran ímpetu al encarar el nuevo ciclo que comienza con el cumpleaños. Los astros favorecerán tus objetivos y te brindarán los medios para concretarlos.

Mercurio en Escorpio finaliza su retrogradación y podrás sentir que todo aquello que se encontraba estancado, comienza a avanzar con mayor fluidez. Es posible que ciertas cuestiones, condiciones o personas se vayan alejando naturalmente de tu vida y será positivo no resistirte a dejar atrás cosas del pasado.

Sentirás la necesidad de alterar rutinas o hábitos personales, incluso cambiar la propia apariencia y puede que esto se proyecte también en relación al trabajo y a la profesión.

Con la luna nueva en tu signo habrá cambios beneficiosos en el plano sentimental. Tendrás más seguridad al actuar y tus relaciones personales así como los nuevos contactos podrán abrir interesantes perspectivas en el amor.