Una especialista nos explica las medidas de prevención más certeras para evitarla y cómo detectarla a tiempo en bebés y niños.


El 24 de abril es el Día Mundial de la Meningitis, esta fecha fue elegida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Confederación de Pacientes de Meningitis para informar sobre los efectos y la prevención de esta enfermedad, que en todo el mundo afecta a más de 1 millón de personas.

La meningitis es la inflamación de las tres membranas que recubren el cerebro y la médula espinal. Sin dudas, es una de las enfermedades más alarmantes, sobre todo en lactantes y niños, porque es potencialmente fatal si no se la trata a tiempo.

La mayor cantidad de casos de meningitis viral se da entre el final del verano y el comienzo de la temporada otoñal y la mayoría de las infecciones ocurre en menores de cinco años. 

Existen diversos tipos de meningitis según el origen, generalmente ocasionados por bacterias o virus. Los primeros son muy graves y requieren tratamiento inmediato, ya que pueden dejar secuelas severas. En tanto, la meningitis viral es más leve y ocurre con mayor frecuencia que la bacteriana.

“Comúnmente, los cuadros de meningitis viral desaparecen completamente en el curso de 7 a 10 días, y lo hacen sin complicaciones ni necesidad de tratamiento adicional”, afirma la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica de vittal. Pero el gran problema tiene lugar con la meningitis bacterial, que sí requiere internación y suministro de antibióticos específicos para el enfermo y su entorno más cercano (quienes hayan estado en contacto).

¿Cuáles son los síntomas?

La Dra. El Haj explica que es importante prestarle atención a los siguientes signos de alerta para poder llevar a los niños a una consulta médica inmediata.

– Fiebre muy alta

– Somnolencia y decaimiento

– Irritabilidad

– Dolor de cabeza  

– Fotofobia (ojos hipersensibles a la luz)

– Rigidez de cuello

– Erupciones cutáneas

– Convulsiones

En el caso de los lactantes, los síntomas de la meningitis también pueden ser:

– Ictericia (tonalidad amarillenta en la piel)

– Rigidez de todo el cuerpo (más allá del cuello)

– Fiebre o temperatura corporal más baja de lo normal

– Inapetencia

– Succión débil

Llanto agudo, inconsolable

– Fontanelas llena y abultada (las zonas blandas de las partes superior y anterior del cráneo del bebé)

Vacunar para prevenir

Vacunación.

Existen algunas vacunas incluídas en el Calendario Nacional de Vacunación (CNV), que son gratuitas en todos los centros de salud y hospitales públicos del país, destinadas a prevenir algunas formas de meningitis bacterianas. Éstas son: antimeningococo, antihaemophilus y antineumococo (algunas de estas dosis no están incluidas en el calendario obligatorio).

Los tipos de meningococo que producen 9 de cada 10 casos en Argentina son cinco: A, C, Y, W-135 y B. En esta línea, el CNV colo exige la vacuna antimeningocócica conjugada Menveo, que protege contra los primeros cuatro de esos serotipos. Hoy el problema está en el difícil acceso a la vacuna que que previene la infección por B, que es recomendada por algunos pediatras y que, por el momento, solo puede adquirirse abonándola en el sector privado. 





Comentarios