Un pequeño sello de 2.700 años de antigüedad encontrado en Jersualén sorprendió a los especialistas.


El lunes, un pequeño sello de arcilla fue hallado en Jerusalén y tiene una importancia sin precedentes. Ocurre que esta pequeña pieza tiene un grabado que confirma la existencia de la figura del Gobernador, algo que se menciona en la Biblia.

El sello fue desenterrado en la plaza del Muro de las Lamentaciones, tiene unos 2.700 años de antigüedad y pertenece al período del Primer Templo. El sello tiene como protagonistas a dos individuos enfrentados y una inscripción en hebreo antiguo que reza: “Perteneciente al gobernador de la ciudad”.

Según la arqueóloga Shlomit Weksler Bdolah, que participa en las excavaciones, el “gobernador de la ciudad” tenía funciones similares a las de un intendente y si bien su figura aparecía mencionada en la Biblia, hasta el momento no había pruebas materiales de que efectivamente haya existido ese cargo.

El sello, explica la especialista, “formaba parte de un importante transporte y era una especie de logotipo o un pequeño souvenir enviado en nombre del gobernador de la ciudad”. La investigadora sugirió que “probablemente uno de los edificios de nuestras excavaciones era el destino de este transporte enviado por el gobernador de la ciudad”.





Comentarios