Su papá decidió hacer público su caso, para que otros padres estén atentos a lo que él no vio.


“Era solo una tarde más en el parque. Estaba hamacándose, me di vuelta y se había dormido. No le di demasiada importancia, pensé que era un momento lindo y saqué una foto”, contó Dave Fletcher, el papá Izzy. “Luego me di cuenta que había capturado una señal de algo más siniestro. Había estado cansada, había tenido algunos resfríos y moretones en sus piernas, pero supusimos que todo era parte de la infancia“, recordó.

Algunas semanas después, los médicos ataron cabos y llegaron a un diagnóstico terrible: Izzy, de apenas dos años, tenía leucemia. Desde entonces, esta niña inglesa fue sometida a 570 dosis de quimioterapia y actualmente está en en terapia de mantenimiento para evitar que el cáncer regrese.

Su padre decidió hacer público su caso, para que otros padres estén atentos a los síntomas. A Izzy decidieron llevarla al médico cuando hallaron un extraño sarpullido en su pierna

Desde su diagnóstico, la pequeña Izzy fue sometida a 570 dosis de quimioterapia.

“Te ponés muy sentimental al mirar fotos de ella antes de que enfermase. Te das cuenta todo lo que ha atravesado siendo tan pequeña. Ha crecido mucho en poco tiempo y le han dado medicina que no le gustó pero se lo ha tomado con calma”, contó el papá. “El diagnóstico nos impactó pero tuvimos suerte de que haya sido detectado pronto. El tipo de leucemia que padece tiene mejores chances de recuperación que otros y ella es muy pequeña, lo que también ayuda”, concluyó.


En esta nota:

Bebés Cáncer Otras



Comentarios