Australia se ha tomado muy en serio la celebración. El príncipe Harry y Meghan Markle han recibido multitud de regalos para su bebé, que nacerá en la primavera de 2019. Y son de lo más curiosos.


El día antes de iniciar su gira de 16 días por Australia, Fiji, Tonga y Nueva Zelanda, los duques de Sussex anunciaron que esperaban su primer hijo. “Es un gran orgullo poder presentarles a mi esposa y nos llena de alegría poder celebrar con todos ustedes la felicidad que sentimos por la llegada de un nuevo miembro”, expresó el duque es su discurso de apertura de los Juegos Invictus en Sídney.

“¡Nuestro primer regalo para el bebé!”, exclamó la duquesa al recibir en Sídney un peluche de un canguro y su cría y un par de emblemáticas botas australianas de piel de cordero, según las imágenes divulgadas por la cadena local ABC.

Un miniuniforme de socorrista

En su aparición en la famosa playa de Bondi Beach en Sídney, Harry y Meghan recibieron un miniuniforme de socorrista por parte del elenco de Bondi Rescue, un reality show australiano. “Con su pantaloncito corto y camisa mini”, les dijo uno de los socorristas.

Libros infantiles australianos Adiós, querido Paddington

Estos populares cuentos para niños son solo dos de los muchos libros que han recibido los duques durante su visita al país.

Un peluche de equidna

El singular y espinoso muñeco de la fauna australiana se lo entregó a la pareja un fan de la familia real.

Una manta de actividades con temática animal australiana

Durante su visita a Fraser Island, Meghan y Harry recibieron una manta de juegos para el bebé decorada con una escena de pícnic entre animales autóctonos. El emú, el koala, un canguro y su cría. ¿Qué pensará el bebé cuando nazca?





Comentarios