Bosques, fiordos, hielos milenarios. Algunas escenas primaverales de Aysén, en el extremo sur de Chile, parecen salidas de cuadros impresionistas y merecen formar parte del itinerario de todo viajero que surque la patagonia trasandina en auto. A este bello destino podemos recorrerlo a través de la Ruta Escénica, una extensión de 800 km que se hacen por la Carretera Austral y regala postales de naturaleza y bienestar.

//Mirá también: Sur argentino: cinco lugares que no te podés perder

Aysén es la región más rica en aguas dulces de Chile y la tercera más grande de hielos continentales del mundo. La mitad de su territorio pertenece a áreas protegidas, entre las que se destacan el Parque Nacional Laguna San Rafael (declarado Reserva de Biósfera por la UNESCO) y el Monte San Valentín, el más alto de la Patagonia, de 4.058 msnm.

La capilla de mármol

Viaje al origen de los tiempos

El Santuario de la Naturaleza “Capilla de Mármol” es un conjunto de singulares cavernas e islotes ubicados en la ribera del lago General Carrera. A lo largo de milenios, el viento y el agua esculpieron con fuerza la piedra caliza hasta dejar al descubierto los estratos de mármol. Una vez en el interior de las cavernas, el brillo del agua destella en las paredes y en el arcoiris de minerales mezclados en ellas, como cuarzo, limonita y carbonato de calcio. Declarado Monumento Nacional de Chile en 1994, este paradisíaco lugar puede ser visitado con alguna de las empresas que ofrecen la excursión: estos paseos suelen comenzar en un pueblito llamado Puerto Río Tranquilo, en la costa del lago Carrera, y desde allí se recorre un bello camino zigzagueante hasta el puerto del mismo nombre, desde donde parten las lanchas.

Parque Nacional Queulat

Un bosque siempre verde

Aysén, cerca de los tesoros naturales

Creado en 1983, el Parque Nacional Queulat está ubicado en la comuna de Puerto Cisnes. Una de sus mayores características es su escarpada y compleja geografía, que lleva a que gran parte de su territorio protegido sea vírgen y con gran potencial turístico. Sus escenarios naturales son impactantes: hay ríos, bellas cascadas de agua y fiordos, además de lucirse especialmente el famoso Bosque Siempreverde, compuesto por árboles de coigüe, tepa y tepú y enormes nalcas.

Uno de los mayores atractivos de la zona es, sin duda, el ventisquero Colgante, que fue descubierto en 1875 por el Capitán Enrique Simpson. Según sus anotaciones, el ventisquero llegaba entonces a 100 m de la orilla del mar; hoy se halla a 7.800 m. Estos increíbles escenarios son refugio para una fauna que también sorprende. En el Parque Nacional Queulat podemos avistar ejemplares de un pequeño cérvido llamado pudú, pájaros carpinteros negros y caiquenes, cisnes de cuello negro, coipos y chucaos, entre muchos otros animales.

//Mirá también: Cinco actividades imperdibles para hacer en los valles de Jujuy

Balsa El Blanco

Que la brisa te lleve a pasear

Aysén, cerca de los tesoros naturales

Si estamos haciendo base en la ciudad de Puerto Aysén, un paseo entretenido es cruzar el río Blanco en la balsa que lleva su nombre, que no es una balsa cualquiera: gracias a su ingenioso diseño y mecánica, la embarcación avanza impulsada tan sólo por el viento y la corriente del agua, sin el empleo de combustibles ni energía alguna. El cruce en balsa es gratuito, pero es importante prestar atención a los horarios en que se hacen estos viajes: de lunes a domingo de 8.30 a 12.30, y de 13.30 a 17.30.

Paraísos de aguas dulces

Aysén, cerca de los tesoros naturales

En la región de Aysén el almanaque de pesca en agua dulce varía según el lugar. Por ejemplo, en sector norte del lago Las Torres, la temporada se inicia el segundo viernes de noviembre y termina el primer domingo de mayo, mientras que en la zona sur, se desarrolla desde el segundo viernes de octubre hasta el primer domingo de abril. ¿Cuáles son los mejores ríos para pescar? Sin duda, el río Aysén (para quienes buscan truchas fario), el río Baker, el río Riesco, el Simpson (uno de los mejores ríos del mundo para la pesca con mosca) y el lago Los Palos, el paraíso de las truchas arcoiris de gran tamaño, algunas de hasta 3 kilogramos. También se logran pescar truchas farios, farios de mar y cabezas de acero y salmones coho, chinook y atlantic.