En primavera, las plagas se ponen más agresivas con nuestras plantas. Guillermo Grimoldi te enseña a preparar efectivos remedios caseros para mantenerlas bajo control.


En estos días notaremos que aparecen hongos e insectos agrediendo a nuestras plantas, por lo que es muy importante salirles al cruce ahora, que están en sus primeros estadios. Podemos lograrlo con la ayuda de varias plantas que, maceradas en agua un tiempo, tienen el poder de repeler insectos y prevenir hongos.

¿Cuáles? Por ejemplo, la mayoría de las salvias y los Equisetum, popularmente conocidos como “cola de caballo”. A continuación les comparto instrucciones para un repelente casero muy bueno: tomar un balde con 10 litros de agua y dejarlo un día al sol para que se evapore el cloro, luego vertir en su interior 300 g de hojas picadas –de no más de 1 cm de largo– de salvias o Equisetum y dejarlas reposar siete días a la sombra.

Cuando las hojas del fondo del balde dejen de emitir burbujas, el preparado estará listo y listo para rociar en nuestras plantas sensibles; solo hay que colarlo y guardarlo en un bidón en lugar oscuro. Un detalle más: como no posee adherencia, rociemos otra vez las plantas si llueve o hemos regado intensamente. 

+ TIPS REGIONES

Norte + Mañas del tomate

Apenas comienzan a florecer los tomates es importante cortar las primeras flores de los extremos de las ramas. Así incentivaremos a la planta para que tenga más flores en las ramas inferiores, y a futuro mayor cantidad de frutos en la parte media de la planta y no todo en los extremos.

Jardín (Rumbos)

Centro +El césped más lindo

Ya se puede sembrar bermuda y kikuyo como césped de primavera-verano. Tené en cuenta que estas especies nacerán si las sembrás tapándolas con solo 2 mm de arena fina y regando todos los días, sin que seque por completo el suelo.

Patagonia + Bulbosas a dormir

A medida que comiencen a amarillearse sus hojas, dejá de regar las bulbosas que plantaste en otoño, ya a partir de los próximos días entrarán en receso y hay que respetarles el ciclo de descanso. Si las seguís regando, corrés el riesgo de que se pudran bajo la tierra

Cartas de lectores

Adriana Harari envía fotografías de unos insectos que le están comiendo las plantas, cuyo nombre desconoce, y pide ayuda para combatirlos.

– Adriana, se trata de un insecto muy activo conocido popularmente como “burrito”, “gorgojo” o “picudo”; cuando es larva consume raíces y de adulto corta el borde de la hoja en forma de sacabocados. Si tu planta posee un tallo único, te sugiero colocar en él una cinta de enmascarar de papel ancho, con abundante cantidad de grasa: no atravesarán esa barrera. Si tiene tallos múltiples, recomiendo espolvorearlos quincenalmente con algas de diatomeas, hasta que veas que la plaga desapareció.

Mariela López envía fotos de una palmera que luce enferma: sus hojas inferiores están amarillas y donde se abre el abanico pareciera tener una tela de araña.

– Mariela, tu palmera goza de excelente salud; pero ocurre que, a medida que va creciendo, las hojas de la base se van poniendo amarillas, se secan, luego caen y queda la cicatriz en el tallo. Las hojas del centro están sanísimas y son las activas… Y los hilitos que ves en los abanicos son habituales en esta planta, que se denomina científicamente Washingtonia filiera, precisamente porque tiene esos hilos en las hojas.

Jardín (Rumbos)

Martino envía fotos de la flor de una planta que está en los canteros cercanos a las fuentes danzantes del Paseo del Buen Pastor, en la Ciudad de Córdoba. Consulta cuál es su nombre porque le pareció muy atractiva.

– Martino, la planta en cuestión es un Dietes, muy utilizada por su alta rusticidad y delicada floración. En Córdoba se comercializan variedades altas y bajas. Buscala en viveros con ese nombre, que la vas a encontrar.

Jorge Federico Luque consulta por el nombre de una planta que abunda en la plaza de su pueblo: sus frutos son de color verde oscuro y forma de pelota de rugby, y tienen un sabor ácido.

– Jorge, lamento no saber desde qué pueblo me escribe. La planta en cuestión es conocida popularmente como “falso guayabo”, debido a la similitud de su fruto con el guayabo, que a mi entender es más rico que el guayabo real. Su nombre científico es Acca sellowiana y se trata de una planta nativa del Centro y Norte de Argentina con bellísimas flores y frutos comestibles. Es muy utilizada en parques y jardines por la belleza de sus flores, tallo ornamental y follaje atractivo.

Adriana Ocampo Firpo, de Salsipuedes, Córdoba, envía la foto de una planta florecida y pregunta su nombre.

– Adriana, la foto corresponde a un Lilium lancifolium, popularmente conocida como “lirio del tigre péndulo”. Es una planta bulbosa, y su bulbo se consigue en viveros grandes o por internet. Hay que plantarlo a finales de invierno, para poder disfrutar de sus bellas flores en primavera-verano.


En esta nota:

En casa Jardin



Comentarios