Debido a la pandemia, son muchas las actividades que se vieron restringidas. Y aunque el ejercicio físico está permitido en todo el país, lo cierto es que largas jornadas de home office acumuladas a la falta de las caminatas diarias al trabajo, al supermercado o por placer pueden generar la sensación de hinchazón en las piernas.

El doctor Enric Roche aseguró a Revista Clara que los efectos de la baja en la actividad se notan tanto a nivel muscular como a nivel vascular, ya que "la reducción de actividad disminuye el efecto de bomba venosa de la planta del pie y de la masa de los gemelos, y eso puede conllevar el edema o retención de líquidos".​

Es por ello que hay una serie de consejos que se pueden seguir para evitar los inconvenientes de la hinchazón de piernas.

Piernas hinchadas (Foto ilustrativa)

1 - Automasajes

Hazte un masaje dos veces al día con una crema para la celulitis o las piernas cansadas. Combina deslizamientos ascendentes con toda la mano, con otros como de amasado (pero hechos con la mano abierta, sin que los dedos se claven en la pierna).

2 - Ejercicio físico

Lo ideal es hacer un mínimo de ejercicio físico de al menos unos 30-45 minutos al día, que puedes incluso dividir en sesiones de 20 minutos por la mañana y 20 por la tarde; o hacer una clase (puede ser online) de 45 minutos.

3 - Un buen calzado

Es clave a la hora de pisar bien y no sumar esfuerzo para las piernas. Como explica el doctor Roche, estar todo el día en zapatillas “no es especialmente malo, pero aconsejo intentar llevar calzado cómodo pero completo”, porque lo más importante es “facilitar una pisada correcta”.

4 - Llevar una alimentación saludable

Para aliviar la hinchazón de piernas lo ideal es seguir una buena alimentación, rica en frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales, que ayudan a mantener el peso y que, por la cantidad de fibra que aportan, ayuda a combatir el estreñimiento, uno de los agravantes de la insuficiencia venosa.