El pequeño primate llevaba tres meses encerrado en la diminuta jaula.


Quedo grabado en video, el emotivo momento en que un bebe orangután llora de alegría al ser rescatado por la organización International Animal Rescue (IAR) en una aldea en el distrito de Hulu Sungai, Indonesia.

Al comienzo de las imagenes se puede ver al pequeño Batis, de seis meses, primero con miedo y tratando de aferrarse a los barrotes de su pequeña prisión y luego, al entender la situación, le regala un fuerte abrazo de felicidad a la rescatista mientras llora sin parar.

El animal permaneció todo ese tiempo en una jaula de 80cm por 50cm. Pero su caso no es nuevo, muchos orangutanes corren la misma suerte debido a que la deforestación por parte del mercado del aceite de palma en esa zona sigue acabando con sus hogares.

Mientras el orangután vivió el cautiverio, fue alimentado con arroz blanco, papaya y caña de azúcar, alimentos que no hacen parte de su dieta normal. Afortunadamente, el animal se encuentra en buen estado y fuera de todo peligro.

Tras ser rescatado, Batis tomó agua y le dieron un gran oso de peluche para acurrucarse. (web)

”Es hora de dejar de mantener a los animales en cautiverio, deberían quedarse en el bosque”, afirmó Karmele Sánchez, directora del programa de IAR Indonesia, quien también recordó la importancia de reportar a las autoridades en caso de ver a un animal fuera de su hábitat.

Ahora, el bebe orangután debe pasar ocho semanas de aislamiento, para luego entrar a una etapa de resocialización con otros orangutanes en el Centro de Rescate y Conservación de Orangutanes de IAR en Sungai Awan.

Momento en el que el pequeño animal es llevado a un refugio animal. (AFP)





Comentarios