Hay veces que el aburrimiento puede llevar a tomas decisiones insólitas.


Si bien la mayoría de las personas pueden salir a caminar o leer un libro para entretenerse durante la cuarentena, Jen Stewart de Coatbridge, Escocia, decidió ir un poco más allá para evitar el aburrimiento.

La joven de 22 años se inspiró con un dibujo que le envió un amigo a través de Instagram y decidió tatuarse. “Envienme un garabato y elegiré el que más me guste y me lo tatuaré”, escribió en sus historias. Finalmente, el elegido fue un curioso dibujo de Homero Simpson.

Al hablar sobre su nuevo tatuaje tan peculiar, Jen dijo al medio Unilad: “Siempre me hago tatuajes cuando estoy aburrida, así que lo publiqué en mi historia de Instagram para que la gente me envíe una pequeña imagen que haya dibujado y mi amigo Billy me envió una foto que había dibujado de Homero”.

Al compartir en las redes sociales su nuevo tatuaje, la joven escribió: “Me hice un tatuaje absolutamente aterrador de Homero Simpson porque estaba aburrida y ahora está pegado a mí para siempre”, concluyó en tono de broma.





Comentarios