Implica tener sexo con un robot. Según los estudios, para 2050 esta será una práctica "común".


La digisexualidad implica tener sexo con un robot. Y es que los avances tecnológicos se están dando en todos los ámbitos de nuestras vidas, incluso en nuestras camas. La definición de una persona digisexual es que tiene una “identidad sexual primaria” que “proviene del uso de la tecnología”.

La digisexualidad es una nueva tendencia.

Esta nueva tendencia está creciendo en todas partes del mundo. En Europa ya existen burdeles de muñecas sexuales, e inlcuso hay algunas mujeres robóticas que tienen cuentas de Tinder. En su libro Love and Sex With Robots, el experto David Levy asegura que para el año 2050, tener sexo con robots será una práctica común. Algunos especialistas van más allá e incluso consideran que surgirán vínculos de amor a partir de la tecnología.

A pesar de que pareciera algo lejano, esta es una práctica que ya se está dando en varios puntos del mapa. Solo es cuestión de tiempo esperar a que se popularice cada vez más. 

Las muñecas sexuales ya son una realidad en algunos países.





Comentarios