El animal nació en Tailandia e impactó a todos los presentes.


Un cachorro recién nacido en Tailandia generó un gran impacto entre las personas allí presentes. El perro tiene un solo ojo y su cabeza tiene una forma muy particular.

Kevin, como lo apodaron, se encuentra totalmente saludable más allá de que nació con un solo ojo en medio de su cabeza. Sus dueños lo alimentan con una mamadera y el cachorro parece disfrutar de su compañía.

Sin embargo, según los especialistas, el panorama no es favorable: “La ciclopía es un problema congénito muy raro en el que el feto no puede desarrollar dos espacios orbitales separados (las cavidades en las que se sientan los globos oculares). Es una forma de lo que se conoce médicamente como holoprosencefalia”, dijo en un medio local un oftalmólogo.

Más allá de este diagnóstico, su dueño ve la situación con optimismo: “Estamos deseando que el cachorro sobreviva, aunque tenga una deformidad. Queremos mantenerlo como mascota hasta que crezca. Todos se han sorprendido por él y dicen que es un signo de suerte”, aseguró Somjai Phummaman, de 45 años.





Comentarios