La joven, que pasó por el Bailando por un sueño, se convirtió en mamá, es emprendedora y alienta a otras personas con sobrepeso a través de las redes sociales.


Jennifer Owczarczyn, más conocida como “La niña bonita”, ingresó a Cuestión de peso en el año 2010 con 151 kilos. Durante el certamen, logró bajar 67 kilos en nueve meses, luego, le hicieron una manga gástrica que le permitió llegar a los 83 kilos. Actualmente, “Jenni” es mamá, emprendedora y alienta a través de las redes sociales a otras personas con sobrepeso para que adopten una vida más saludable.

En diálogo con TN Show, Jennifer contó que en 2016 quedó embarazada de su primer hijo, Francesco, y que temió recuperar el peso perdido. “Enseguida saqué turno con mis médicos para que me orienten sobre cómo seguir en ese nuevo proceso. Me relajé y lo llevé muy feliz, tranquila, porque sabía que con ellos iba a hacer las cosas bien. Solo subí 11,5 kg y a los 15 días ya estaba en 74,5“, recordó.

En 2016 Jennifer Owczarczyn Basarab fue mamá de Francesco (Foto: Instagram/ @jenni.ow)

Nueve años después de su presentación en el programa, el cambio de Jenni es notable y ella sigue compartiendo su pesaje a través de sus Stories en Instagram, así como sus desayunos saludables y otros tips para ayudar a sus seguidores que, en su mayoría, sufren o han sufrido trastornos alimentarios.

Jennifer Owczarczyn comparte su peso a diario en las redes sociales (Foto: Instagram/ @jenni.ow)

La exparticipante de “Cuestión de Peso” muestra su alimentación a través de las redes sociales (Foto: Instagram/ @jenni.ow)

Mi vida dio un giro rotundo. No hago nada de todo lo que hacía antes. Cambié todo. Reconstruí mi cabeza, porque por ahí empieza el cambio. Yo bajé muchas veces de peso -antes de entrar al reality- y siempre recuperaba. Cuando ingresé a CDP sentí un compromiso conmigo y con el otro, el que estaba viéndome por la pantalla. No tiro la toalla. Todos los días me levanto, pienso en lo que voy a comer, lo que voy a hacer por mí y lo que tengo que comprar. Nada se improvisa”, expresó a TN Show.

Jennifer Owczarczyn Basarab tiene 30 años, es mamá y dirige su propio emprendimiento (Foto: Instagram/ @jenni.ow)

“La niña bonita” reconoció que su enfermedad la dejó al borde de la muerte. “A mis 19 años me sentí cerca de la muerte. Llegué a pesar 164 kg y recién había terminado el colegio. Me sentía desmotivada. Si bien trabajaba con mis papás y mi abuela en su comercio y tenía mi dinero, no podía hacer nada con él. No había ropa de mi talle, no podía salir con mis amigos y si lo hacía sabía que tenía que ser fuerte para bancarme lo que viniera: discriminación o la risa de la gente. Se burlaban de cómo me vestía. Fue muy duro para tan corta edad”, reconoció Jenni.

La nieva vida de Jennifer Owczarczyn Basarab exintegrante de “Cuestión de Peso” (Foto: Instagram/ @jenni.ow)

Formar parte de este certamen y comenzar a adoptar una vida saludable la ayudó a cambiar su cabeza. “Ya no estoy más enojada, por ende los demás me miran distinto. Que todos me quieran por haberme visto en la TV colaboró en mi autoestima y motivación”.

Jennifer fue también una de las participantes del Bailando 2012 de Showmatch. “Fue una experiencia maravillosa, pero yo estaba un poco débil para tanta exigencia. Me habían operado varias veces, venía de bajar 83 kilos y no tenía nada de musculatura. Era muy intenso para la fragilidad que yo tenía en aquel entonces. Quedar eliminada no fue una frustración. Fue un triunfo por el lugar que le pudieron dar a una chica que tuvo obesidad mórbida”, reconoció.

Hoy, “La niña bonita” de Cuestión de Peso dirige una firma propia de muebles infantiles que creó tras convertirse en mamá de Francesco.





Comentarios