El hombre, víctima de la obesidad, pidió ayuda para acceder a un médico y a un tratamiento.


El exparticipante de Cuestión de Peso, Luisito Zerda, se comunicó con sus seguidores de las redes a través de un video, y les hizo un crudo pedido. “Me estoy muriendo en vida”, dijo, desesperado.

“Quiero poder tener un tratamiento, hoy estoy pesando casi 250 kilos. Quiero poder tener una posible operación, quiero que me vea algún médico, me quiero pesar en una balanza”, enumeró el joven. “Todo eso no lo estoy pudiendo hacer porque no tengo los recursos, no hay herramientas”, agregó, y dijo que podría terminar como Maxi, su excompañero que murió en julio a causa de su obesidad.

Después de compartir ese video, Luisito fue invitado al programa “Pamela a la tarde”, donde dio más detalles de su situación. “Estuve muchos años en ‘Cuestión de Peso’, ahí bajé muchos kilos pero el efecto rebote que hacía era impresionante. Ni bien bajaba 40-50 kilos, aumentaba 70-80. La última vez, que es esta, fue la peor. Estoy pesando casi 225 kilos”, reveló.

Sobre su rutina, contó: “Mi vida era de la cocina a la cama, y de la cama a la cocina. No tenía otro ritmo de vida. No tengo trabajo. Me estaba aislando, la cabeza me estaba jugando una mala pasada. Me sentí, por un momento, una carga para mi familia porque cuando uno está enfermo así, no sufre uno sufren los que están alrededor tuyo porque te ven y no te pueden ayudar”.

“Me acuesto a dormir y mi mamá se acuesta pensando que yo en cualquier momento me voy a quedar duro ahí en la cama. Me empecé a preocupar, fui y toqué puertas… Unos me abrieron, otros no porque he fallado miles de veces. Las ganas que tengo de salir adelante son más fuerte, es mi deseo”, confesó Zerda.

“Todos los hospitales te ofrecen un servicio ambulatorio, te ofrecen ir a grupos de auto ayuda, pero por mi peso no me ayuda eso. Pero lo que yo necesitaría es una internación”, agregó. “No quiero ser flaco, quiero estar bien de salud, quiero tener trabajo”, cerró.




Comentarios