Esta forma de "reto" que los padres emplean hacia los más chicos, no debería efectuarse por las consecuencias que podría traer.


Es común que cuando un niño está en plena etapa de crecimiento y se porten mal por alguna u otra razón, los padres tiendan a pegarle un chirlo. Sin embargo, una especialista reveló que esta modalidad de “reto” no debería efectuarse ya que traería problemas psicológicos en los más chicos.

Desde ElBotiquin, informaron que una investigación de la Universidad de Texas y la Universidad de Michigan, indicó que este tipo de reacción que tienen los padres están vinculadas con comportamientos antisociales, agresión, dificultades cognitivas, problemas de salud mental y baja autoestima.

Ante esto, una de las profesoras de la Universidad, Elizabeth Gershoff indicó que dar nalgadas está asociado a efectos negativos y no con docilidad, que es el objetivo de los padres cuando lo emplean, sino que atribuyen comportamientos de violencia a largo plazo en sus hijos.

Una especialista explicó por qué no hay que darle “chirlos” a los niños

No obstante, para llegar a esta conclusión, el estudio incluyó el análisis de 160 mil niños, que indicaron que los chirlos tienen el mismo efecto que abuso físico aunque los padres consideren que no es tan severo. 

Además, también agregaron que “la ironía es que muchos padres golpean cuando sus hijos son agresivos. Por lo tanto, el niño cree que puede usar azotes para obtener lo que quiere, los niños lo aprenden”. 

Una especialista explicó por qué no hay que darle “chirlos” a los niños





Comentarios