A sus bellos crepúsculos sobre los acantilados, hay que sumar ahora un divertido parque subacuático con barcos hundidos. La nueva meca del buceo patagónico.


Los acantilados más hermosos de la Argentina, las playas amplias y serenas que invitan a preparar el mate y acomodarse en la reposera, la sorprendente claridad y calidez de sus aguas, siempre en torno de los 27 grados… Desde hace años que Las Grutas, en el golfo de San Matías, sobre la Costa Atlántica de Río Negro, se viene convirtiendo en uno de los destinos más interesantes de la Patagonia, gracias a estos ingredientes que la hacen una alternativa fascinante a la nieve y la montaña, sobre todo, para los amantes del buceo.

Ubicada a sólo 15 km de la ciudad pesquera de San Antonio Oeste, esta localidad celebra por estos días la inauguración del flamante Parque Subacuático Las Grutas, un espacio creado bajo parámetros recreativos pero también medioambientales, para el cual se construyó un arrecife artificial donde se hallan hundidos barcos pesqueros emblemáticos de la zona, dispuestos para que se pueda bucear por su interior con seguridad y buena luminosidad.

Así, los históricos “Don Félix”, “Mariana Rojamar” y “Chiarpesca”, que en algún momento fueron parte de la cultura pesquera regional, hoy recobran su atractivo a partir del itinerario que propone la empresa Cota Cero Buceo, entidad que forma parte de la idea madre que dio forma al parque.

Una excusa desafiante y divertida para descubrir este lugar soñado de la Argentina, que en 2018 fue ubicado en el puesto 33 entre las 50 mejores playas de Sudamérica, por el influyente sitio de viajes Flight Network.

Barcos hundidos

“Las condiciones naturales de Las Grutas son excepcionales para el buceo. Sus aguas cuentan con una temperatura agradable todo el año, y el clima también nos acompaña. Además, tenemos el fenómeno de la marea, que tiene su ciclo cada seis horas y es único en la costa argentina”, comenta el instructor de buceo Claudio Barbieri, miembro de Cota Cero y uno de los fundadores del nuevo parque subacuático. “Toda la riqueza de la fauna marina patagónica está presente a pocos minutos de la costa. Es muy emocionante bucear por dentro del ‘Mariana Rojamar’, por ejemplo, mientras disfrutamos viendo a peces de todas las formas y colores que nos acompañan”, dice Barbieri.

Cómo llegar: por aire y en tren

El aeropuerto más cercano a Las Grutas es el de la ciudad de Viedma, a 188 km.

El recorrido puede hacerse en transfers, micros o en el renovado Tren Patagónico, que nos permite atravesar la Patagonia desde la Cordillera hasta el mar. Este tren de pasajeros y carga (se puede llevar el auto) une Bariloche con Viedma pasando por San Antonio Oeste, a 10 minutos de Las Grutas.





Comentarios