La conductora se traslada a Nordelta cada fin de semana y siempre lleva algo que le hace recordar a su hija fallecida en 2012.


Aquel 8 de septiembre de 2012 la vida de Pampita Ardohain y Benjamín Vicuña cambió para siempre. Su hija mayor, Blanca, de seis años, fallecía en una clínica privada de Chile como resultado de una septicemia producida por una bacteria.

Pese a estar separados, la conductora y el actor se unen cada año para recordarla en una misa, y lo hacen individualmente mes a mes en sus redes sociales. Además, se conoció un conmovedor ritual que su mamá realiza cada fin de semana cuando se traslada a su casa de Nordelta.

La revista Gente logró registrar el momento justo en el que la modelo dejaba su casa de Barrio Parque, donde reside durante la semana con sus hijos. Y llamó la atención el algo que Pampita llevaba en su mano derecha: un simbólico cuadro que tiene la imagen de la niña tapándole los ojos a su mamá, de su espalda, surgen dos alas de ángel.

La revista Gente logró captar un conmovedor ritual que realiza Pampita Ardohain en honor a su hija fallecida

Hace apenas días, Pampita se animó a hablar de la muerte de su hija con Maru Botana, quien también perdió a su hijo Facundo. La cocinera y la modelo se  habían encontrado previamente en PH Podemos Hablar (Telefe) y conectaron desde este dolor que comparten.

“Siento que vos tenés que abrirte y contarlo y compartirlo porque te va a hacer bien“, le recomendó Maru a Pampita. Y ella le respondió: “Falta mucho para eso“.

Pampita Ardohain, Benjamín Vicuña y su hija mayor Blanquita, fallecida en 2012 (Internet)





Comentarios