El metabolismo de las plantas se desacelera en invierno. Aprovechemos para trasplantar.


A medida que el otoño se afianza, las plantas disminuyen su tasa de crecimiento. Y en particular, las especies de hoja caduca, llevan su metabolismo a cero permitiéndonos realizar tareas como el trasplante y la división de matas sin que ellaz padezcan. Por eso, cuando veamos que caen las hojas es un excelente momento para correr al vivero y comprar árboles y arbustos a raíz desnuda, es decir, sin maceta.

Otras plantas que bajan su metabolismo a la menor expresión en época de frío son los cactus y las crasas, que han acumulado agua en sus tallos y hojas para poder mantenerse en inviernos sin lluvias. También a ellas debemos disminuirle el riego al mínimo, pues si no lo hacemos, corremos el riesgo de que se mueran al pudrirse sus raíces y formarse hongos en la base. Recuerden que es preferible que una suculenta sufra la escasez de agua (para lo que está preparada) y no su exceso, ya que para esto no tiene las defensas desarrolladas.

+ Regiones

Norte + Huerta anti-Drácula

Si no lo hizo antes, aún está a tiempo de sembrar dientes de ajo. Elija dientes de tamaño medio o grande, descartando los muy flacos, y procure enterrarlos en un lugar elevado de la huerta donde no se acumule agua. Si es en la parte alta de un surco, mejor; también tenga en cuenta que el brote debe quedar apuntando hacia arriba.

Es momento de sembrar dientes de ajo

Centro + Del invernadero al frío

Si este otoño trajo plantas nuevas que fueron criadas en invernadero, quizá no estén muy acostumbradas al frío invernal. Podrá ayudarlas a que se rustiquen de la siguiente manera: corte ramas de sauce, déjelas diez días en agua y luego riegue con ella a sus nuevas plantas. Así, les estará aportando ácido salicílico, que las ayudará a defenderse de las bajas temperaturas.

Patagonia + Bulbos de tulipán

Es tiempo de plantar tulipanes. El lugar apropiado es debajo de un árbol de hoja caduca, pues sus hojas, al reverdecer en primavera, protegerán a los tulipanes del sol fuerte. Cave un hoyo de 15 cm de profundidad, coloque 5 cm de arena y tape con tierra presionando fuerte en los bordes del bulbo y poco por encima.

Los lectores consultan

Adelaida, de Guaymallén, Mendoza, tiene un limonero de cuatro estaciones de unos cuarenta años. Ha dado siempre hermosos y enormes limones, con mucho jugo y gruesa cáscara. Pero esta temporada, los limones nacieron con una enfermedad que hace que su cáscara se raje. Consulta cuál es el motivo.

limonero

Adelaida, las razones pueden ser dos: por un lado, puede tratarse de una carencia nutricional de cobre o calcio, debido a los muchos años de la planta. Le sugiero incorporar al suelo 25 kg de lombricompuesto. Este tipo de enmienda contiene los dieciséis nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas. El otro motivo puede ser que la planta haya recibido demasiada agua en una temporada. En ese caso, el fruto suele hincharse rápido, la cáscara no acompaña el crecimiento y luego se raja. Sandra Velardez y Valeria Godoy, de San Luis, han tenido el mismo problema en plantas de naranja y mandarina a las que se les parte la cáscara. Para ellas es también esta respuesta que brindo a Adelaida.

Estela Mónica Vaca necesita saber con cuánta agua tiene que hervir el clavel del aire para obtener un preparado casero para fumigar contra toda plaga. Consulta, además, si el mismo lleva algún otro ingrediente y cada cuánto debe rociar con él sus plantas ornamentales y las de huerta.

clavel del aire

Estela, el purín de clavel del aire se prepara con 5 litros de agua y alrededor de 8 claveles del aire, que se dejan macerar durante 15 días. Pero atención, advierto en su pregunta una información errónea: este preparado es para controlar algunos hongos en plantas de hoja, nunca lo recomendé contra “toda plaga”. Sólo sirve para la prevención en canteros que hayan sufrido esos hongos en temporadas anteriores. Por más que sean preparados naturales, contienen químicos y no se recomienda “utilizarlos por las dudas”. Sólo se usan cuando existe el hongo y no “para toda plaga”.

Mario, de Paraná, Entre Ríos, tiene un árbol de chivato. Este último invierno notó que comenzaba a cuartearse la corteza del tronco y que en los días de mucha humedad aparecían hongos en la base del tronco y en la tierra que lo circunda. Adjunta fotografías y consulta cómo curarlo.

Mario, advierto en sus fotos que falta la corteza en la base de la mitad del tronco, probablemente por efecto del golpe de la tanza de una bordeadora que se utilice para cortar el césped. Este tipo de accidentes lleva a que su planta esté mal nutrida, ya que la savia circula por esa fina capa que en este caso falta. De allí, que manifieste debilidad en el tallo. Por otro lado, los hongos en la base se producen por escaso drenaje del suelo, lo cual es letal.

Árbol de chivato




Comentarios