La ola de calor que afecta a la región central no le dará tregua a Rosario en el corto plazo. En medio del alerta meteorológico, este domingo se espera que la temperatura alcance los 36 grados por la tarde e incluso supere esa marca al día siguiente, más allá de alguna chance de lluvia.

Con viento norte, alta humedad y baja presión, el termómetro marcó casi 26° al amanecer en la ciudad. Entre el mediodía y la noche asoma una baja probabilidad de tormentas aisladas, aunque luego se espera una noche nublada e igual de pesada que la de la víspera.

Según los datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), las condiciones no mejorarán el lunes. De hecho, la máxima probable para el arranque de la semana es de 37 grados con posibles chaparrones tanto a la madrugada como a última hora de la jornada.

Desde el organismo recordaron que es conveniente ingerir más líquidos sin esperar a tener sed, evitando las bebidas alcohólicas. Además recomiendan no exponerse al sol en exceso, ni entre las 11 y las 17. También es conveniente reducir la actividad física, usar ropa ligera y de colores claros así como sombrero o gorra y anteojos oscuros a la hora de estar al aire libre.