Dos policías debieron oficiar de parteros improvisados, cuando asistieron a una mujer que estaba por dar a luz, pero que no llegó al hospital. El bebé nació dentro del patrullero.

El hecho ocurrió en Las Talas y El Hornero, en Cabín 9. Los efectivos vieron a una mujer de 36 años que hacía señas desesperada por estar sufriendo fuertes contracciones y la auxiliaron.

A mitad de camino a un centro asistencial de Pérez, debieron parar porque la joven no podía aguantar más. Fue entonces que se produjo el nacimiento del bebé dentro de la unidad móvil.

“Tras el alumbramiento se continuó el traslado hasta el citado centro donde tanto la madre con el recién nacido llegaron en perfecto estado y asistidos por el personal médico”, informó el periodista José Luis Juárez.