El torneo WTA 500 de Abu Dabi no comenzó como Nadia Podoroska esperaba. Este jueves por la madrugada argentina, la tenista perdió ante Sara Sorribes y se despidió del certamen en el inicio de la temporada. La próxima parada del calendario de la rosarina es Melbourne, donde disputará el Abierto de Australia.

El duelo con la española demandó una hora y 43 minutos para definir una de las llaves del cuadro principal en Emiratos Árabes Unidos. La europea se impuso por 6-3 y 6-3 en un partido con nueve quiebres de saque, de modos que se mantiene a su favor el historial entre ambas con tres victorias.

“Nachu” se mostró disconforme con lo que hizo en la cancha y consideró que la derrota es “un llamado de atención para seguir trabajando”. A la hora de analizar su actuación, consideró que tuvo un “partido complicado” y precisó: “No pude entrar del todo en juego, me noté poco paciente”.

Más allá de la caída, Podoroska se mostró optimista de cara a lo que viene luego de su primer partido del año. “Sin dudas es positivo para mí estar acá. No estoy contenta con el resultado, pero esto recién empieza”, concluyó.

Sorribes avanzó a la próxima instancia de la competición para enfrentarse a la estadounidense Bernarda Pera, que el miércoles había vencido a la croata Dona Vekic.