En el marco de las flexibilizaciones de normas sanitarias por la sostenida baja de casos de coronavirus, los bares y restaurantes dejarán de pedir a sus clientes que completen planillas con sus datos personales.

//Mirá también: El sistema sanitario de Rosario se encuentra en el mejor momento en un año y medio

Además, se anunció la rehabilitación del uso de las barras, que había sido restringido desde la reapertura tras la cuarentena estricta, según indicaron desde Paseo Pellegrini. Estas medidas rigen desde este viernes.

Cabe recordar que respecto a las planillas, eran de utilidad cuando se detectaba algún caso de coronavirus, ya que permitían rastrear su trazabilidad e informar a los clientes que compartieron espacio con la persona contagiada, a los fines de mantener el aislamiento.

Sin embargo perdieron utilidad cuando la mayoría de los casos pasó a ser “comunitario”, lo que hizo imposible averiguar de dónde provenía. En el último tiempo, eran pocos los clientes que la completaban, ya que incluso algunos no confiaban en dejar sus datos a la vista de todos los presentes.

//Mirá también: Coronavirus en Santa Fe: 43 casos y 13 muertes

Por otro lado, gastronómicos esperan que se amplíe el aforo, que actualmente está en el 50%, pero que pretenden llevar al 70%, como anunció el Gobierno nacional. También buscan estirar más los horarios, que hoy establecen el cierre a las 00 de domingos a jueves, y a la 1 los fines de semana.