Emiliano Vecchio firmó la rescisión de su contrato con Rosario Central, por lo que oficialmente dejó de ser jugador de la institución. El ex capitán canalla cuenta con varios equipos del fútbol argentino interesados.

El volante ofensivo todavía tenía un año y medio más de contrato, pero el club de Arroyito decidió interrumpirlo anticipadamente por una serie de cortocircuitos que tuvo con el entrenador, Leandro Somoza, y con algunos dirigentes.

De entrada el técnico lo había separado del plantel y había pedido que hiciera un reacondicionamiento físico, lo que no cayó nada bien al jugador y algunas voces hablan de que existió una discusión entre ambos.

Tras algunos partidos fuera, Vecchio volvió en otros al equipo, aunque lejos estuvo de su mejor versión y terminó otra vez afuera. En el mientras tanto se “filtraron” un serie de audios de dirigentes diciendo que “el Gordo se la pasa de joda”, y del propio futbolista despotricando contra ellos, lo que enrareció todavía más el clima.

Finalmente, Somoza le dijo a la comisión directiva que no tendría en cuenta para el próximo torneo ni a Vecchio ni a Milton Caraglio. Y entonces se decidió la rescisión de los vínculos contractuales. El Magnate, que en principio quería seguir vistiendo la azul y amarilla, finalmente cedió y acudió este jueves a firmar su desvinculación.

Estudiantes, Independiente, San Lorenzo y Talleres son algunos de los interesados en contratarlo.