Con condiciones meteorológicas similares a las del día anterior, el jueves empezó mucho frío en Rosario. Como resultado de la ola polar, el pronóstico anuncia una tarde con temperatura baja y bastantes nubes.

La ciudad amaneció con una sensación térmica cerca de 4 ° en el cierre de una madrugada helada en la que la marca del termómetro estuvo debajo del cero. Con visibilidad apenas reducida, la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) reportó algunas demoras en el tránsito sobre la Ruta Nacional 11 y las autopistas a Buenos Aires y Santa Fe debido al paro de transportistas de carga.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anunció una máxima de 12 ° en Rosario durante el jueves. Pasado el mediodía se espera que el sol se esconda un poco en un cielo mayormente nublado.

El pronóstico para el viernes anticipa un leve aumento de temperatura. Asimismo, se prevé un incremento en la velocidad del viento desde el sudeste, que puede llegar a 22 kilómetros por hora.

De cara al fin de semana, no se esperan lluvias sobre Rosario, pero parece que el tiempo tampoco jugará a favor para realizar actividades al aire libre. Tanto el sábado como el domingo se perfilan como días grises con una máxima de 12 grados.