La inusual protesta de un rosarino contra su compañía de seguros por el robo de las ruedas de su auto sumó un nuevo capítulo este miércoles. Después de acampar con el coche en la puerta de la empresa, el protagonista cumplió con su advertencia previa y llevó una retroexcavadora al lugar para exigir respuestas a su reclamo.

José Luis afirmó que “no quiere dañar a nadie”, pero enfatizó que ya no se conforma con la propuesta de Federación Patronal para pagarle las cubiertas y llantas que le arrebataron hace más de 20 días. Luego de pasar la noche en Salta al 3200, a primera hora se pudo ver la máquina estacionada del lado opuesto de la calle tal como había anticipado.

Es muy raro que no vengan a dar la cara”, se quejó el dueño del Chevrolet Classic colocado a metros del acceso a la sucursal. Si bien la firma debe empezar a atender al público a las 8.30, nadie había ido a levantar la persiana pasado ese horario en medio de la repercusión que tuvo el caso.

En un reportaje con Canal 3, el automovilista se quejó puntualmente del maltrato que recibió inicialmente cuando le dijeron que no iban a cubrir el pago de las ruedas. Así, ahora pide “que no vuelvan a cometer este error y le solucionen el problema a la gente”.