Ángel Di María sostiene la alegría del campeón de Copa América. Emocionado hasta las lágrimas, resaltó el apoyo que recibió de su familia: “Me enseñaron a nunca bajar los brazos”.

//Mirá también: Cómo quedó la tabla de las Eliminatorias y cuándo vuelve a jugar Argentina

El volante de la Selección Argentina desbordó de satisfacción luego de la conquista en el Maracaná y lo reflejó en F90 -por ESPN-, con Sebastián Vignolo.

//Mirá también: Lo malo de la vuelta del público en Argentina-Bolivia: entradas falsas, incidentes y detenidos

El foco mayoritario de las críticas que Di María sintió estuvo enfocado en sus lesiones. “Mi temor siempre estuvo con las lesiones. En los momentos importantes estuve a la altura, a veces tenés partidos o malos, no somos todos Messi. La preocupación era lesionarme en las instancias decisivas. Es difícil dejar el equipo en ese momento. Te sentís un hijo de p..., una mier...”, contó

La camada anterior hizo que la gente vuelva a ilusionarse”, resaltó sobre las competencias que disputó con Javier Mascherano, Gonzalo Higuaín y Ever Banega, entre otras figuras.

Sabía que esta Copa América iba a ser mía, sentía que las cosas podían salir de la mejor manera”, tiró Di María.

En la vuelta del público por las Eliminatorias ante Bolivia, “Fideo”vivió una noche especial y así lo vivió: “El otro día en el Monumental nos dimos cuenta definitivamente de que somos los campeones de América. Le pudimos dar una alegría a muchísima gente. Escuchar el ‘Gracias’ te llena para toda la vida”.

Messi está espectacular, suelto. Estoy muy contento por él. Es el mejor del mundo y no poder lograr algo con la Selección era cien millones de veces peor. La presión que tenía por dentro...El otro día cuando lloraba en el Monumental, lo abracé y le dije: ‘Dejá de llorar, ya pasó'”, declaró sobre su compañero.

Mis hijas me decían ‘Bien papi, por fin ganaste’”, dijo Di María sobre cómo vivió el reencuentro con sus hijas tras ganar la Copa América.

Su esposa Jorgelina también jugó un rol fundamental en su perseverancia y rendimiento: “Ella me decía que siga haciendo lo mismo, que iba a volver a la Selección. Me decía: ‘Rompete todo, pero no pares’”.

Después del gol sabía que no podíamos perder. Tenía todo en mi cabeza: los años de sufrimiento, las lesiones. Pensé mucho en mi familia. Sabía que me daban más cosas a mí que a mis hermanas para ser futbolista. Ellas tuvieron mil cosas por hacer y no pudieron. Por suerte pude pagar los estudios y eso me llena el alma. Poder darles todo ahora es lo máximo”, soltó sobre algunos sacrificios de su infancia.

Me enseñaron a nunca bajar los brazos”, pudo decir entre lágrimas Di María sobre cómo su familia lo apoyó cuando mucha gente le decía “que no servía para nada”.

El deseo de los hinchas de Rosario Central está en la vuelta de una de sus mayores joyas de Inferiores. “Me gustaría retirarme en Central, volver bien. Sería después del Mundial”, contó Ángel. Aclaró que su contrato con el PSG termina a fines del 2022.

La muerte de la abuela de Di María durante la Copa América 2016

Di María abrió su corazón y contó lo duro que fue jugar la Copa América Centenario 2016 tras la muerte de su abuela.

“En la Copa América de Estados Unidos murió mi abuela y no dije nada porque no me iban a dejar jugar. Para mí la Selección es todo. Estuve llorando toda la tarde en la pieza, cuando aparecía el Pocho (Lavezzi) me hacía el dormido. Estaba destruido por dentro”, contó Di María.

Además, “Fideo” deslizó el apoyo que recibió de ella desde su niñez: “Era fanática de Rosario Central y deseaba que triunfara en el fútbol. La amaba con el alma. Por suerte hice el gol y se lo pude dedicar. Quizás toda esa tensión se pasó al otro partido, cuando uno está más relajado, y me lesioné. Somos seres humanos, no somos máquinas”.

Ángel Di María contó la verdadera historia del mate argentino que lució Lionel Messi

Messi vio la goleada del PSG ante Clermont desde la tribuna, acompañado por su amigo. Di María aseguró que el mate que viralizó esa tarde le pertenece.

Lionel Messi, con su mate bien argentino viendo la goleada del PSG ante Clermont.(AFP)

El mate es mío. Eran las 5 de la tarde, estaba para unos mates”, contó sobre la imagen que recorrió el mundo.