Condenaron a un sicario de confianza de Brandon Bay por un crimen en Rosario

La sentencia se dictó en el Centro de Justicia Penal.
La sentencia se dictó en el Centro de Justicia Penal. Foto: @click_alvimph

Javier Aquino admitió que fue parte de “Los Gorditos” y mató a Gerardo González mientras miraba un partido en su casa.

A fines de 2020, un vecino de la zona sur de Rosario fue asesinado mientras miraba un partido de Rosario Central. Por este crimen y otros delitos, la Justicia provincial condenó a un sicario de confianza de Brandon Bay. La resolución que confirma su nexo con “Los Gorditos” se dictó este martes a partir de un acuerdo entre la Fiscalía y la defensa del imputado.

Fuentes oficiales confirmaron que Javier Alejandro Aquino recibió una pena de 17 años de prisión por el homicidio de Gerardo Luis González (38), acribillado en una vivienda de Ulises y Platón. Dentro del procedimiento abreviado, el autor de los disparos aceptó su responsabilidad penal como integrante de la asociación ilícita que operaba en el barrio Tiro Suizo y en San Lorenzo.

Según la investigación del Ministerio Público de la Acusación (MPA), el imputado ocupaba un lugar privilegiado dentro del grupo de tiradores de la banda narcocriminal. En este sentido subrayaron la confianza que le tenía Érica Altamirano, la madre de Bay.

De acuerdo a la evidencia recabada por la Fiscalía, Aquino atendía los bunkers donde vendían droga y los custodiaba, pero también se encargaba de administrar la recaudación y entregarle el dinero a los líderes de “Los Gorditos”. Como complemento de este negocio, administraba las armas de fuego y motocicletas empleadas en balaceras.

El sicario se encontraba bajo prisión preventiva desde el 6 de septiembre de 2021, cuando lo imputaron por el homicidio de González. El MPA lo consideró autor de homicidio doblemente agravado, ya que un menor de edad se encargó de llevarlo hasta la escena del crimen.

Un miembro de “Los Gorditos” que le disparó a personal de Gendarmería

Entre los delitos atribuidos al tirador que pertenecía a “Los Gorditos” sobresale una persecución del 21 de agosto de 2021, cuando lo detuvieron con una pistola calibre 9 milímetros. Esa noche les disparó cuatro veces a integrantes de Gendarmería Nacional que habían intentado identificarlo.

La huida de Aquino fracasó, ya que los uniformados consiguieron alcanzarlo mientras iba corriendo. En ese momento, las autoridades secuestraron un arma de fuego Jericho modelo 941F que tenía la numeración limada y un cargador con 11 proyectiles.

El tribunal integrado por María Isabel Más Varela, Ismael Manfrín y Mariano Aliau homologó este martes el procedimiento abreviado que derivó en la condena por atentado contra la autoridad y encubrimiento, ambos hechos agravados. Estos delitos se suman al crimen de González y a un intento de homicidio registrado el viernes 24 de julio de 2020, cuando el sicario abrió fuego contra un menor de edad y la víctima se defendió a los tiros sobre Flor de Nácar y Platón, en el barrio Las Flores.

Temas Relacionados