El registro expone la crudeza del agua y el esfuerzo de los animales para sobrevivir.


La situación sigue siendo crítica en el norte santafesino y a las dificultades que se han vivido en las últimas horas en áreas urbanas, se le suma la desazón que viven algunos productores agropecuarios que siguen de cerca el avance de las aguas sobre sus campos.

En el área rural de Gato Colorado, quienes se ocupan de salvar el ganado para evitar que muera ahogado, lograron registrar una imagen dantesca.

Sobre caballos que como pueden se mantienen a flote, se escucha claramente la voz de uno de los peones: Hoy es jueves 17 de enero del 2019 a las 2 de la tarde. La tremenda inundación, se ve que las vacas nadan”.

Que quede registrado el desastre, el tremendo caudal de agua. La verdad que nunca visto. Impresionante, todas las vacas nadando”, manifiesta el trabajador rural mientras no sale del asombro por lo que le toca experimentar.

A principio de semana, otros videos también grabados por productores mostraban cómo las vacas directamente eran arrastradas por la fuerza de la correntada. El cálculo alcanza a miles de cabezas de ganado perdido.

El Ejecutivo santafesino ya declaró la Emergencia Agropecuaria y Zona de Desastre en los departamentos del norte, que consiste en la postergación de impuestos y de pago de créditos, exenciones impositivas y financiamiento para que, una vez pasada la lluvia, pueda recomponerse la capacidad de trabajo. Dichas herramientas seran vitales para cuando las aguas se retiren.






Comentarios