La concejala Renata Ghilotti defendió el nuevo convenio entre la Nación y la Municipalidad para ejecutar la obra.


Frente a las críticas de una parte del oficialismo por el nuevo convenio para terminar la restauración del Monumento Nacional a la Bandera, la concejala Renata Ghilotti afirmó este miércoles que la remodelación que quedó al margen del proyecto original se llevará a cabo una vez que concluya la etapa inicial.

La Municipalidad es la que tiene que controlar la puesta en marcha de la obra”, respondió la concejala de Cambiemos ante el pedido del ex secretario general Pablo Javkin respecto del detalle de los trabajos a realizar hasta el 31 de mayo con una inversión total de 87 millones de pesos.

Respecto de la denuncia sobre la mala calidad y el costo excesivo de las tareas, la dirigente macrista que “hubo inconvenientes técnicos a medida que avanzaban” y añadió que “tenían que ver con lo estructural”. Además de la remoción y colocación de placas que estaban flojas, aseguró que la contratista seguirá con la impermeabilización y la limpieza de mármoles más allá de otras dilaciones cuando el área de obras públicas de la Nación fue reestructurada y quedó en la órbita del Ministerio del Interior.

A partir de la adenda al acuerdo suscrito en 2017, Ghilotti manifestó ante la consulta de Radio 2 que el proyecto continuará en una segunda etapa con la remodelación de la Sala de las Banderas y el recambio de luminarias entre otros puntos anunciados hace casi dos años.






Comentarios