El ex técnico de Rosario Central se emocionó durante la conferencia en la que anunció su desvinculación en Colombia.


El entrenador Miguel Ángel Russo agradeció este martes al club colombiano Millonarios porque estar a su “lado” en la etapa “más difícil” de su vida, en la que sufrió un cáncer de vejiga y luego fue atacado por una bacteria intrahospitalaria por la que fue internado nuevamente.

“Me ha tocado una etapa bonita, hermosa, en la cual estoy eternamente agradecido porque en la etapa más difícil de mi vida Millonarios estuvo a mi lado y eso no tiene precio“, afirmó Russo en una rueda de prensa en Bogotá un día después de que el club capitalino anunciara su desvinculación.

Russo fue hospitalizado en Bogotá el pasado 22 de febrero, ocho días después de recibir el alta médica tras superar una infección urinaria.

Antes pasó internado 14 días debido a una infección después de ser operado en Buenos Aires el 2 de enero de la vejiga por un cáncer de próstata, que está totalmente superado.

En marzo el DT tuvo que regresar para ser tratado por una “bacteria intrahospitalaria”, por la cual fue derivado de nuevo.

El argentino, campeón con Millonarios del Torneo Clausura de 2017 y de la Superliga de este año, se desvinculó este lunes por los decepcionantes resultados de la temporada, en la que quedó eliminado en la fase de grupos de la Copa Libertadores y cayó en los octavos de final de la Sudamericana a manos de Santa Fe, su más enconado rival en Colombia.

El punto de quiebre entre Russo y Millonarios se dio con la derrota en casa el sábado por 0-1 ante el Atlético Huila en la penúltima jornada de la Liga colombiana y que consumó la eliminación de su equipo.

“No fue un año común por muchísimas cosas, muchísimas situaciones que tienen que ver desde lo personal mío, con mi enfermedad, y de ahí en adelante. Millonarios no es un club simple, a los jugadores que llegan les cuesta acomodarse”, explicó.

Pese a ello, el argentino aseguró que le tocó una etapa “bonita” y “hermosa”, así como “especial por muchísimas cosas” y le deseo el equipo bogotano “lo mejor” de cara al futuro.

“Dos campeonatos, que no es poco, es mucho en la vida de un entrenador, en la vida de una institución, en la vida de los jugadores, nos llevamos eso, pero eso queda en la estadística. Yo me llevo otro tipo de cosas que son más importantes, que son más esenciales porque es la forma de vida mía y es la primera vez que vivo tanto tiempo en un país extranjero“, añadió.

Russo llegó al equipo azul en reemplazo de su compatriota Diego Cocca a comienzos del año pasado.

Durante su carrera ha dirigido más de diez equipos, entre ellos Rosario Central, Estudiantes de La Plata, Racing, Vélez Sarsfield y Boca Juniors, conjunto con el que ganó la Copa Libertadores en 2007.






Comentarios